in

Lo Amo!Lo Amo!

OPTIMISMO BENDITO

Devocional en audio “Amanecer con Cristo” de Junio 30, basado en el Libro Mesa de Fe

Matutina Joel 2:23
Vespertina Salmo 32:11

En toda la vida de Cristo no notamos ni la más remota huella de un sentir pesimista, pues en Él estaba la más genuina personalidad del optimismo hecho hombre, humano y divino a la vez. Por eso Jacobo y Juan, cuando Cristo les habló del vaso amargo de la cruz, dijeron con optimismo santo: “podemos beber en él”.
Cualquier hombre puede ser pesimista, pero el hombre cristiano no tiene razón para serlo. ¿Qué la senda es dolorosa? Cristo envió al Consolador. ¿Te aflige la enfermedad? Cristo llevó nuestras enfermedades y… ni siquiera murmuró. ¿Qué la persecución es dura? “Así persiguieron a los profetas…” “Gozaos y alegraos…” ¿Es pesada la cruz? Él prometió corona si la llevas hasta el fin. ¿Se cumplió lo que tanto proclamaste? Regocíjate, pues tu mensaje era auténtico. ¿Se acerca la hora horrible de la muerte? Él es la resurrección y la vida, y hay promesas halagüeñas para ti.
¿Qué razón tiene el cristiano para arrastrar esa cadena horrible y llevar sobre su rostro la mueca desalentadora y fría de un fatal pesimismo? ¡Bendito el hombre que, en la hora dura, alza su voz para decir una frase alentadora!
El mundo está lleno de desgracias. La vida es una tragedia, ya lo sabemos, pero ¿qué haces con aumentar el conflicto? Canta y ora.

-Luis Cruz Lara

Suaviza, allana las dificultades, y… si Dios está contigo, no llores… ¡Sonríe y canta!

Escrito por Paola Peña

Soy una joven cristiana, servidora de Jesucristo. De nacionalidad colombiana. Alegre, sencilla, divertida. Soy una mujer romántica felizmente casada y muy enamorada. Madre de tres hermosuras, mi misión: predicar el evangelio y llevarlo a todas partes y te invito a través de esta página #NoLoDejesEnVisto a que tú también seas un portador de buenas nuevas!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

EN MEDIO DE LA GUERRA, PAZ

¡VEN, TAL COMO ESTÁS!