in

Lo Amo!Lo Amo!

La vergüenza del Súper Hombre

Devocional en audio “Amanecer con Cristo” de Noviembre 26, basado en el Libro Mesa de Fe

Matutina Daniel 4:28-37
Vespertina Proverbios 18:12

Nuestro mundo no está hecho para los débiles, y por lo tanto solo llegaran lejos los atrevidos, audaces y más valientes, aquellos que tengan sobresalientes capacidades lograrán alcanzar el éxito profesional, económico, en relaciones sociales y por ende el reconocimiento del resto. Por el contrario, los tímidos, los de baja autoestima, los sin influencias y los menos arriesgados no tendrán ninguna posibilidad. Es así que pululan por las calles tantas personas autosuficientes, independientes, esas que no necesitan consejos en su vida, pues podría ser una muestra de debilidad, esos que solo reconocen su esfuerzo personal para exponer sus logros, y en la medida que tengan el control y no necesiten de nadie, seguirán mostrándose autovalentes.

En una ocasión escuché que una persona que se pierde en una selva o en un lugar difícil de sobrevivir, esa persona termina muriendo de vergüenza, y le encontré mucho sentido, pues en esa condición el hombre se da cuenta que solo no puede llegar a ninguna parte.

Debemos aprender que no todo depende de nosotros, hay agentes externos a nuestro control que pueden afectar nuestra posición de bienestar, y llevarnos a la humillación y al reconocimiento que ni siquiera somos dueños de nuestra propia vida. Todo puede cambiar de repente, la aparición de una enfermedad, la pérdida del trabajo, la comisión de un error que nos lleve a la destrucción de la familia, otro error o delito que nos lleve a perder la libertad, la partida intempestiva de un ser cercano o una mala noticia. Es allí que nos dará vergüenza de lo que no podemos controlar.

El Mesías dijo: “…Si alguno quiere ser el primero, que sea el último de todos y servidor de todos” (Marcos 9:35)

-A. S.

Dime lo que crees ser y te diré lo que no eres.

Escrito por Paola Peña

Soy una joven cristiana, servidora de Jesucristo. De nacionalidad colombiana. Alegre, sencilla, divertida. Soy una mujer romántica felizmente casada y muy enamorada. Madre de tres hermosuras, mi misión: predicar el evangelio y llevarlo a todas partes y te invito a través de esta página #NoLoDejesEnVisto a que tú también seas un portador de buenas nuevas!!!

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…

0

Comentarios

0 comentarios

¿Qué piensas de esta publicación?

1 punto
Upvote Downvote

Con Dios en Plena Vejez (II)

Quisiera…