in

Lo Amo!Lo Amo!

CUIDANDO NUESTRO ESTADO ESPIRITUAL

Devocional en audio “Amanecer con Cristo” de Noviembre 19, basado en el Libro Mesa de Fe

Matutina Proverbios 31:10-31
Vespertina 2 Corintios 4:16-18

Escuché anunciando en la radio que por una cierta cantidad de dinero, (o tal vez el seguro lo cubría) ofrecían un arreglo total de pie a cabeza para mejorar la apariencia física, en todos los sentidos: lucir más joven, más delgado, más atractivo, y aunque no era la primera vez que lo escuchaba, ni el único sistema que ofrece este tipo de cosas, ese día me tocó en lo profundo, porque de pronto me detuve a pensar en el afán que vive la gran mayoría en este mundo tratando de mejorar su apariencia física, sin darle tiempo ni detenerse a pensar cómo será su estado espiritual.
También pensé: si anunciaran un sistema tal para el espíritu, ¿quiénes estarían interesados? ¿Estaremos nosotros cayendo en el mismo vacío de los que se preocupan más de la materia que del espíritu? ¡Cuidado!
Tú y yo tenemos que ser bellos por nuestras virtudes, ágiles en la oración, atractivos en nuestro modo cristiano de vivir, estar al día en los ayunos, practicando la abstinencia del pecado para ser delgados, ejercitándonos en la caridad, fe, mansedumbre, templanza, etc., y entonces, verdaderamente tendremos un arreglo total de pies a cabeza y seremos perfectos.

-Judith Stone

Que nuestra primordial preocupación sea cuidar nuestro estado espiritual y no tanto el físico.

Escrito por Paola Peña

Soy una joven cristiana, servidora de Jesucristo. De nacionalidad colombiana. Alegre, sencilla, divertida. Soy una mujer romántica felizmente casada y muy enamorada. Madre de tres hermosuras, mi misión: predicar el evangelio y llevarlo a todas partes y te invito a través de esta página #NoLoDejesEnVisto a que tú también seas un portador de buenas nuevas!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÁLBUM y PISTAS Todavía Hay Esperanza – Marcos Yaroide

UN BUEN SOLDADO DE JESÚS