in

Lo Amo!Lo Amo!

CUANDO SE DICE: “PERO DIOS…”

Devocional en audio “Amanecer con Cristo” de Julio 05, basado en el Libro Mesa de Fe

Matutina Efesios 2:1-5
Vespertina Génesis 48:21

La palabra “pero” es una conjunción adversativa, que se utiliza para contraponer a un concepto otro diverso del anterior. Cuando en una oración gramatical se usa esta palabra, todo lo que se ha dicho anteriormente, aunque sea verdadero, pierde valor en comparación con lo que se dice después.
Ahora bien, ¿qué pasa cuando el “pero” va seguido de “Dios”? Jacob dijo a sus esposas: “Vuestro padre me ha engañado, y me ha mudado el salario diez veces: pero Dios no le ha permitido que me hiciese mal”. Génesis 31:7. Tiempo después, estando al borde de la muerte, le pudo decir a sus hijos: “He aquí yo muero; pero Dios estará con vosotros…” Génesis 48:21.
David tuvo que vivir mucho tiempo escondido en el desierto, y lo buscaba Saúl todos los días, “pero Dios” no lo entregó en sus manos 1 Samuel 23:14. Podemos seguir tomando ejemplos de toda la Biblia y nos daremos cuenta que después de estas dos palabras la situación, cualquiera que sea, cambia por completo.
En nuestra historia hay también un “pero Dios” muy importante. Nosotros estuvimos muertos en delitos y pecados, siguiendo la corriente de este mundo, vivíamos en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás. “Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo”. Efesios 2:1-5.
Las circunstancias de la vida nos llevan a momentos extremos en los que buscamos desesperadamente una salida, pero no debemos olvidar que Dios forma parte de nuestra historia, y si Él está presente, no hay “pero” que valga más.

-Eliudel González

Cuando cuentes el problema más difícil, luego di: “…pero Dios…” y ya estará resuelto.

Escrito por Paola Peña

Soy una joven cristiana, servidora de Jesucristo. De nacionalidad colombiana. Alegre, sencilla, divertida. Soy una mujer romántica felizmente casada y muy enamorada. Madre de tres hermosuras, mi misión: predicar el evangelio y llevarlo a todas partes y te invito a través de esta página #NoLoDejesEnVisto a que tú también seas un portador de buenas nuevas!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

UN MUNDO CAMBIANTE

Programa de Consagración de Julio 05 Montería, Colombia: «CUIDADO CON TUS PENSAMIENTOS»