in

Lo Amo!Lo Amo!

BENDITO OPTIMISMO

Devocional en audio “Amanecer con Cristo” de Mayo 15, basado en el Libro Mesa de Fe

Matutina Juan 16:33
Vespertina 1 Juan 5:4

Actitud alentadora de capitanes del mar en horas de tempestad y naufragio. Gesto maravilloso de los grandes generales cuando todo en la batalla era desalentador, y algunos soldados abandonaban trincheras presagiando derrota.
Férrea virtud salvadora en los momentos en que se proyecta una avalancha de fuerzas negativas para contrarrestar un empeño noble.
¡Qué linda es la sonrisa optimista! ¡Cuánta tranquilidad imparte al alma! El optimismo es de Dios. La fe lo atrae.
La brillantez del Evangelio y el resplandor de su gloria, marchando paralelamente con la alta tarea apostólica, los vemos surgir gloriosamente al impacto pujante de aquellas célebres frases: “Confiad, yo he vencido al mundo”, Juan 16:33, y “…esta es la victoria que vence al mundo, nuestra fe”. 1 Juan 5:4.
Siempre me han llamado la atención los hombres optimistas, los que no ven fantasmas en la trayectoria, pues contemplan más allá de la noche tormentosa un amanecer brillante. Los que, con el hacha en la mano, abren brecha en la maleza “para facilitar el camino de los otros”.
La historia está cundida de los triunfos de los hombres optimistas. Con optimismo y valor el almirante Cristóbal Colón descubrió un nuevo mundo, a pesar de que los pesimistas presagiaban derrotas y muertes.
Las almas optimistas son como esos laureles verdes que, al ampararnos bajo su sombra, se siente frescura en la jornada.

-Luis Cruz Lara

El optimismo de Josué y Caleb hizo posible que los ejércitos israelitas se llenaran de valor y avanzaran a conquistar la tierra prometida.

Escrito por Paola Peña

Soy una joven cristiana, servidora de Jesucristo. De nacionalidad colombiana. Alegre, sencilla, divertida. Soy una mujer romántica felizmente casada y muy enamorada. Madre de tres hermosuras, mi misión: predicar el evangelio y llevarlo a todas partes y te invito a través de esta página #NoLoDejesEnVisto a que tú también seas un portador de buenas nuevas!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

EL DESAFÍO APOSTÓLICO

UN CAMINO DE CIENCIA