in

Lo Amo!Lo Amo!

Apasionados con la Meta

Devocional en audio “Amanecer con Cristo” del 15 de Septiembre basado en el Libro Mesa de Fe

Matutina Efesios 3:14-17
Vespertina Filipenses 3:12-14

Existe un gran peligro en la vida del creyente que se siente satisfecho con un nivel alcanzado; incluso viviendo una vida espiritual mediocre, no está inquieto ni preocupado. Esto se debe primordialmente a que ha confundido o no conoce la meta final de la vida espiritual; y por este desconocimiento acepta o se traza como meta cosas que son solo etapas del camino como, por ejemplo: bautizarse, recibir la promesa, servir en algún ministerio, llevar una vida honesta, etc.

Analicemos el marcado contraste entre esta situación que describo y la experiencia del apóstol Pablo. Miremos a un hombre apasionado con la meta: “No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo, por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús. Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús” (Filipenses 3:12-14). Veinticinco años habían pasado desde aquel “encuentro” y aunque había recorrido el mundo conocido con el evangelio, plantando iglesias, escribiendo epístolas y formando líderes; y aunque su vida estaba acercándose a su fin, pues la daría en el martirio por causa del evangelio, él no creyó que había alcanzado lo que le correspondía en aquel lapso y, por eso, prosiguió.

En la vida cristiana y de servicio habrá victorias, fracasos, alegrías y tristezas, pero hemos de proseguir puestos los ojos en Jesús, apasionados con alcanzar la meta: “Que Cristo se forme en nosotros”. Quisiera concluir este escrito con la misma súplica del apóstol Pablo, una súplica desde lo más profundo del alma para que sus hijos espirituales alcancen la meta correcta en la vida cristiana: “Por esta causa doblo mis rodillas ante el Padre de nuestro Señor Jesucristo, de quien toma nombre toda familia en los cielos y en la tierra, para que os dé, conforme a las riquezas de su gloria, el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu; para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones” (Efesios 3:14-17).

-Raimel Barrios

Apasionarnos con alcanzar esta meta es algo digno de emplear la vida, realmente es lo único que vale la pena.

Experto

Written by Paola Peña

Soy una joven cristiana, servidora de Jesucristo. De nacionalidad colombiana. Alegre, sencilla, divertida. Soy una mujer romántica felizmente casada y muy enamorada. Madre de tres hermosuras, mi misión: predicar el evangelio y llevarlo a todas partes y te invito a través de esta página #NoLoDejesEnVisto a que tú también seas un portador de buenas nuevas!!!

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

What do you think?

1 punto
Upvote Downvote

Por La Mañana

Top 10 de los primeros 21 días de #NoLoDejesEnVisto