in

Lo Amo!Lo Amo!

Adoptados

Devocional en audio “Amanecer con Cristo” de Enero 10, basado en el Libro Mesa de Fe

Matutina 1 Juan 3:1-2
Vespertina Romanos 8:15

Un niño solitario ve un parque repleto de niños jugando junto a sus padres. Corren, caen, se levantan y continúan desbordando plena felicidad, y sus rostros solo le hacen ansiar ver el rostro del padre que nunca conoció.
Una joven llorando sola en su habitación, enfrentando duras batallas internas que desgarran su corazón y que le hacen necesitar desesperadamente el abrazo del padre ausente desde que tuvo memoria.
Un joven adulto de rostro cansado por el estrés de la vida y la desesperación de ver que sus sueños se derrumban sin remedio y únicamente anhela el hombro del padre que ya no está, para llorar sobre él.
La orfandad es una dura experiencia que azota a millones de personas en el mundo. Padres que abandonan a sus hijos; padres que mueren; padres ausentes aun viviendo en el hogar; padres que no brindan apoyo y seguridad; padres que, en lugar de proteger, destruyen; padres incapaces de brindar amor. ¡Cuánta falta hace al ser humano el calor, la protección y el amor de un padre!
Muy acertadamente, Dios se declara como un verdadero padre, y en las Escrituras se relata repetidamente sobre el amor, la compasión y la paciencia de este Padre, disponibles para quien desee hacerse su hijo. Sé que muchos de nosotros, aun teniendo padres buenos, en algún momento de nuestra vida hemos sentido la necesidad de ese amor infinito, esa protección absoluta y esos brazos del Padre celestial que sostienen cuando ya no hay fuerzas para continuar y que sanan toda herida. Hemos sido adoptados, sin importar nuestra raza, color, cualidades, defectos, lugar de nacimiento, o apellido; hemos sido constituidos familia de Jesús.

-Sandra Sunza

Padre mío, en tus brazos encontré amor, paz, seguridad y gozo infinitos

Veterano

Written by Jh®

Colombiano, apasionado por Cristo y portavoz de su Reino, esposo enamorado de mi eterna compañera de aventuras, padre de dos inquietas princesas y médico de profesión. Soy un convencido de los medios masivos de información como potenciadores del Evangelio, llevándolo a lo último de la Tierra. Administrador Web de #NoLoDejesEnVisto ¡Siéntase como en casa!

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

What do you think?

0 puntos
Upvote Downvote

Año Nuevo

Inmensa Misericordia